El Instituto de Biotecnología Agrícola – INBIO - es una asociación civil sin fines de lucro que tiene el propósito de impulsar el desarrollo de la investigación de biotecnología en la República de Paraguay.

Slider Slider Slider Slider

DULCE, DULCE, COMO EL JARABE DE ALTA FRUCTOSA

El jarabe de alta fructosa es un edulcorante que se usa para endulzar las gaseosas, golosinas y un montón de productos de panadería y confitería. Es uno de los muchísimos derivados del maíz, más específicamente, del almidón. Para hacer el jarabe, el almidón es tratado con enzimas que lo cortan para formar cadenas de azúcares más cortas y que convierten parte de la glucosa (azúcar que forma parte del almidón) en fructosa (otro azúcar, que junto con la glucosa forman a la sacarosa, el azúcar común de mesa). Todas las enzimas que participan de este proceso provienen de microorganismos. El resultado es un jarabe tan dulce como el azúcar común, pero muy ventajoso a la hora de fabricar alimentos y bebidas. Por un lado, es líquido y se puede agregar de forma más fácil y controlada a los productos, lo que reduce los costos de producción. A pesar de ser muy dulce, el jarabe no se contamina con microbios del ambiente, haciendo que los procesos y los productos sean más seguros. Además, su textura es más suave que el azúcar común, lo que resulta muy útil para las golosinas masticables, por ejemplo. Hoy podés encontrar al jarabe de alta fructosa en una inagotable lista de productos: copos y barras de cereales, bebidas instantáneas, gaseosas, jugos de frutas, salsas en general, galletitas, snacks, helados, chocolates, cacao en polvo, postres instantáneos, jamones, mostaza, mayonesa, ketchup, pickles, lácteos, jaleas y mermeladas, sopas, pasta de tomate....

Volver