Biotecnología en el Mercosur

Inbio > Biotecnología en el Mercosur

Antes de ingresar en la presente década (2010/2019), el debate en torno a los transgénicos en la región y el mundo era superlativo; sin embargo, con el paso del tiempo, la biotecnología agrícola comenzó a unir al Mercosur como una región eminentemente productora de alimentos capaz de producir más de 200 millones de toneladas anuales de granos y fibra.

En ese sentido, en los últimos seis años, Paraguay pasó de tener un solo evento transgénico liberado, la soja RR –resistente al herbicida- a 21 materiales genéticamente modificados liberados que pasaron el proceso regulatorio dispuesto en el país y hoy están disponibles para los productores.

Entre estas tecnologías, 15 corresponden a la especie maíz, 3 a soja y 3 a algodón.

Se destacan materiales con genes simples y genes apilados, identificados para el control de plagas, malezas y que, sin lugar a dudas, sumaron mayor productividad a la práctica del agricultor.

Actualmente el Mercosur prácticamente dispone en general de la liberación de los mismos eventos transgénicos lanzados últimamente a nivel mundial, aunque en Brasil y Argentina, existe una mayor cantidad de materiales, por la injerencia de un número superior de empresas.

En Brasil, se tiene liberado un total de 70 eventos transgénicos, entre los que se destacan 17 materiales en soja, 15 en algodón, 35 en maíz, uno en poroto (feijão), uno en caña de azúcar y uno en eucalipto.

En tanto que Argentina dispone de 52 eventos transgénicos liberados, entre ellos 28 en maíz, 16 en soja, 6 en algodón, uno en girasol y otro en papa.

A su vez, Uruguay, cuenta con 12 materiales liberados, entre los que se destacan 7 en soja y 5 en maíz.

En el Conosur de América, solo Bolivia no cuenta con ningún evento transgénico liberado oficialmente.

El salto tecnológico en la región del Mercosur en cuanto a uso de biotecnología agrícola se refiere, contribuyó a producir más alimentos para la región y el mundo.